20131105 Un post diario

No importa qué tan grandes sean tus ambiciones ni qué tan alto quieras volar. Siempre debes dedicar tu vida a perseguir tus sueños. A buscar ese estado ánimo tan hermoso que se llama alegría. Ir por la vida procurando lo que quieras, de cualquier índole, no importa si son bienes materiales, una pareja ideal, un cuerpo perfecto, una propiedad rústica con una vista encantadora, o un cuerpo envidiable.

Buscar lo que se quiere implica de todo, hacer cosas que no siempre son lo más agradable, pero que vale la pena hacer para recolectar los frutos más adelante. Ello implica paciencia, sapiencia y procesos de aprendizaje y sanación. Pero de eso se trata el camino. Se busca la manera más fácil, pero a veces se atraviesa algún obstáculo qué librar.

A veces también es bueno hacerse a un lado y parar por un momento de vez en cuando para observar el camino recorrido, evaluar los resultados parciales y determinar si la ruta se está siguiendo correctamente. Corregir lo que sea necesario, enderezar el rumbo si es necesario y tomar las contramedidas necesarias para continuar por el camino correcto.

Y sobre todo, recordar que no estamos solos. En la familia siempre encontraremos con quién contar. No hay qué apegarse, pero siempre hay qué tenerlos en cuenta. La familia es un pilar muy importante en la vida de cualquier persona.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s